lunes, 17 de diciembre de 2012

Tradiciones






Uno de los momentos que atesoramos es la tradicional traída del árbol,  lo hacemos con nuestras sobrinas afectivas.
Por lo general caminamos mucho entre las arboledas hasta que democráticamente lo escogemos, este año fue un poco más difícil encontralo, pero finalmente nos decidimos por uno.


Igual que los otros años no calculamos bien y el árbol quedó "un poco" grande (nota mental: insistir en que llevemos la medida), aunque creo que esa es ahora una nueva tradición en esta familia, comprar un árbol que no tiene la altura adecuada!
Ya en la noche, junto con ellas,  nos pusimos a jugar "Cranium" y cuando estábamos en lo mejor del juego, escuchamos como una catarata enorme en alguna parte de la casa... mi esposo y yo nos volvimos a ver y dijimos: EL ÁRBOL!... pues sí, nosotros para conservarlo mejor lo ponemos en un balde con agua... el enorme árbol se había caído y todo el balde lleno de agua ( que era enorme) estaba volcado... risas de niñas... agua por toda la sala, 9:00 pm...  en medio de aquel caos nos volvimos a ver y él... con una gran sonrisa me dijo: "sin estas cosas Navidad no sería Navidad"... totalmente cierto. Son estos momentos los que hacen los recuerdos, qué importa la sala toda inundada, y nosotros a esas horas sacando el agua por el pasillo, creo que nunca a nuestras sobrinas afectivas se les va a olvidar ese momento y cómo nos reímos, instantes como estos son los que quiero atesorar y guardar.



Al día siguiente hicimos figuras con pasta de sal, que maravilla! es tan fácil hacerla y excelente para garantizar horas de diversión para los y las más pequeñas en casa, la receta que hicimos es esta:

1 taza de sal corriente
1 taza de harina
1 taza de agua tibia

Mezclamos la sal con el agua tibia para que se disuelva, luego agregamos la harina hasta tener una masa suave y flexible que no se pega en las manos, tal vez necesiten un poco más de harina.
luego se aplana con el rodillo ( no olviden poner harina para que no se pegue en la mesa) y hacemos figuras con moldes,  con una pajilla se le hace un huequito para así poder colgarla una vez lista.


Se coloca en el horno por más o menos 2 horas a baja temperatura, unos 100 grados Centígrados, si las figuras quedaron muy gruesas hay que darles vuelta.
Nosotras hicimos una variación, antes de hornearlas les pusimos palabras que tenían relación con esta época navideña, para eso usamos unos sellos de letras que compré en Pasatex.


Luego de que las horneamos quedaron listas para pintarlas.
Aprovechando estas épocas de sol (algo que donde vivo realmente se atesora) hicimos más adornos pero esta vez usamos pasta de secado al aire. Esta pasta es como una arcilla blanca, no necesita hornearse.
Esas quedaron muy lindas y lo mejor es que son más permanentes que las de pasta de sal, las cuales por el clima que tenemos acá en donde vivimos creo que solo vivirán hasta fin de año.
Igual les pusimos palabras significativas para nosotr@s, y les hicimos textura con blondas y encajes.
Ahorita están terminando de secarse, listas para hacer una guirnalda.





Y así van pasando los días, en medio de lo que hemos heredado convirtiéndose en tradiciones y tratando de  inventar unas propias y nuevas.

 Y ustedes? qué tradiciones tienen?


4 comentarios:

  1. Que bonitos adornos, hicieron un gran trabajo, yo estoy deseando hacer unos de canela en esta semana, ojalá tengamos tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias!! que lindo, me encanta la canela!!!

      Eliminar
  2. Me han encantado los adornos con impresiones de palabras bonitas! Y que gran razón, esos momentos tiernos, de risas, de buen humor son los que hay que guardar en el recuerdo!

    Un beso y feliz navidad!!!!

    ResponderEliminar